martes, 30 de noviembre de 2010

¿Estamos en crisis?

Ahora que estoy llegando a las diez mil lecturas, quiero escribir este post dedicado a la crisis que padecen algunos en este país. También tengo que decir que este plus hay que solicitarlo, que no es realizado de oficio, no vaya a ser que alguno de los 2.000 diga lo contrario.

Gracias, porque las diez mil entradas, significan que alguien está detrás de un ordenador, leyendo lo que escribo. Muchas gracias.

¿Pero existe la crisis?

Pues va a ser que sí. Pero no estamos todos, porque los de siempre, los que mandan los que gobiernan o gobernaron, hacen de su capa un sayo.

¿Por qué digo esto? Porque a los funcionarios les han bajado el sueldo, a los pensionistas les congelan sus ingresos. El ministro de Trabajo, dice que los pensionistas deben colaborar, pero que pasa con ellos…

Es conocido que si usted, se mete en un gobierno y le nombran alto cargo director general o algo así, durante más de dos años y es funcionario, va a cobrar un complemento por haber sido eso… alto cargo.

Y resulta que por ejemplo en Galicia, dicen que son más de dos mil y cada uno de ellos cobra alrededor de quince mil euros, cada año, multiplicando una cifra con la otra, salen treinta millones de euros.

Si sumamos estos a los de cada autonomía, gobierno central etc.etc. La cifra puede ser bastante considerable.

Las personas que cobran este plus, no es que se queden en la calle y pasen a cobrar el paro, sino que retornan a su antiguo puesto de trabajo y cobran un sobresueldo, por haber realizado una labor superando en el sueldo a sus compañeros en más de mil euros al mes.

Pero no he leído nada de que fueran a suprimirlo, ni siquiera a rebajarlo. Con ese dinero ahorrado se podrían arreglar, construir un montón de cosas, pero llevado a la práctica, saben a cuantos parados, con paga de 426 euros, se les podía atender durante un año… A casi seis mil.

Esta es la noticia que leí y me animó a escribir.

Mientras se han reducido los sueldos de los empleados públicos, sigue vigente y sin siquiera rebajar su cuantía, aquél famoso “plus de altos cargos de la Xunta” consistente en 15.000 euros al año para el total de los 2000 altos cargos que desempeñaron sus funciones ¡desde 1981! es decir en los últimos 29 años. El privilegio alcanza a directores generales, subdirectores, delegados provinciales, secretarios de delegación, secretarios generales, personal de fundaciones, alto personal de consorcios administrativos,, directores gerentes, directores de gabinetes, personal de las oficinas en el exterior, Casa de Galicia en Madrid, directores de organismos autónomos, entidades de carácter público, TVG y Real Academia Galega (RAG), etc. Son nada menos que 30 millones de euros anuales para este plus vitalicio equivalente a dos millones y medio al año de las antiguas pesetas, cantidad que supera el sueldo anual de muchos trabajadores y trabajadoras a jornada completa.


domingo, 28 de noviembre de 2010

El orgullo de ser abuelo.

video


Pues sí, mis hijos no practicaron mucho deporte. Uno de ellos por razones obvias, pero me lo están compensando con creces mis nietos…

Tengo dos nietos, Clara Inés que en la temporada pasada quedó campeona provincial benjamín de salto de longitud y pruebas combinadas, esta última es el triatlón de los benjamines , salto de longitud, lanzamiento de peso y 50 metros lisos y que la semana pasada en el Cross escolar y siendo alevín de primer año, se clasificó tercera en Aceadama.

Mi otro nieto, Hadrián, lo estaba pasando mal, porque tenía que ir siempre a ver a su hermana y lo metímos en un equipo de fútbol. Tiene cinco años y aún no tiene edad para competir, pero ya está compitiendo en la categoría de prebenjamines de A Coruña.
Los fines de semana, vuelven a estar llenos, ya que hasta ahora se reducían a ir como delegado con los juveniles del R.C. Deportivo de la Liga Nacional. Lo único que siento es que el mal tiempo, no deje disfrutar a mi hijo Nano de sus sobrinos. Pero, para eso tengo los vídeos, para compartirlos con él, aunque a partir de la semana que viene, aunque pase frio, lo voy a llevar a la Torre, porque sé que es su ilusión.

Pese a estar jubilado, sigo teniendo actividad y así no tengo tiempo para pensar en otras cosas. Y esto lo digo, porque mucha gente dice que está esperando llegar a ella y no es tan fácil...

Por cierto, mi nieto es el más pequeñito,el que tiene el pelo largo.

jueves, 25 de noviembre de 2010

A Coruña de los sesenta

video

Llevo unos días que los recuerdos se me amontonan. Aquella Coruña de mi infancia y juventud la veo reflejada cada vez que paso por sus calles. Hoy sin ir mas lejos, estuve por la zona de Cuatro Caminos y me retrotraía a aquellos años donde existia la factoria de Wonenwurger, el Villasán con su máquina de discos, la panadería etc. etc. y necesitaba hacer esto.

Pasé por la imprenta Ferman, que aunque estaba en otro sitio conserva los recuerdos de cuando ibamos a encargar las rifas y esto hace ya cincuenta años. Será que ya voy mayor y necesitaba recordar aquellos guateques que primero haciamos en el Club 11, que estaba en la sacristia de la antigua iglesia de San Pedro de Mezonzo, para luego hacerlos en Palavea.

Y no sé porqué, pero después me puse a hacer el vídeo con música de los años sesenta de los Brincos, Salvatore Adamo, Paco Ibañez,etc.etc.

Bueno pues ya me he quedado bien y aunque tenía pensado escribir sobre cosas que no entiendo, pues primero va este. Creo que aún me da tiempo de poner algo sobre cuestiones que no entiendo, sólo tres...

Una no entiendo como el ministro de Trabajo, hace unas declaraciones en las que dice que los pensionistas deben colaborar también en los esfuerzos para la crisis. Quizás es que no sabe las pensiones que existen en este pais que la mayoría no llegan a mileuristas.??? Encima, tienen que ayudar a sus hijos...

Dos no entiendolo sucedido en Ferrol con el bebe. Quizás, que no lo sé, ¿es que estaba alguién presente en el parto? ¿Si no fuese así?

Tres después de una Convención Municipal donde siempre participan los mismos y que entonces se dá por supuesto el éxito. Aparece el lider con unas declaraciones que pone en pie de guerra a todo un colectivo. Quizás,es que no están en contacto con la realidad y se montan su mundo de la abeja maya.

Bueno ya me he quedado a gusto...

jueves, 18 de noviembre de 2010

Tengo un hijo con paralisis cerebral




Llevo varios días pensando en lo que me dijo el antiguo fisioterapeuta de Nano y no me sale de la cabeza…

¿Pero, en que puedo ayudar? ¿Será bueno compartir mi experiencia? Mi hijo ya ha cumplido los treinta seis años y de él sólo tengo experiencias positivas. De hecho, es la alegría de la casa, aunque a veces sea un poco pesado. Vivimos el día a día, sin pensar en el mañana, lo que tenga que venir, vendrá…
Rosa y yo, nos hemos pasado noches enteras hablando, sobre el futuro que queríamos para nuestro hijo. En un principio, hablamos sobre su educación y siempre lo tuvimos claro. No queríamos que nuestro hijo, se apartara del mundo y luchamos por su integración en un colegio normal. Pero, ¿Cómo vamos a integrar a un niño, que tiene graves dificultades de visión, que es muy torpe con las manos y que encima vive en una silla de ruedas y que hay que ponerlo a realizar todas sus necesidades? La primera pauta fue que cuando las tuviera, las controlara y avisara. Una vez conseguido esto, buscar un colegio, que lo aceptara.
¿Premisas de aprendizaje? Ninguna, que escuchara y a poder ser participara cuando pudiera y esto lo llegamos a conseguir. Hubo un colegio que lo aceptó y tanto los padres, como el claustro de profesores, nos dieron todo tipo de facilidades. Eso sí, Rosa, estaba leyendo dentro del coche y cuando él necesitaba algo, allí estaba. Se ha pasado horas y horas a la puerta del colegio, leyendo…
Entonces nos hablaron de otro colegio especial y de lo bien que lo iban a tratar pero Nano, ya estaba en otro nivel. En el colegio, todo era bullicio y en el especial, nadie hablaba, era como estar todo el día en clase y no había ni recreo. En el colegio, en el recreo se relacionaba y en el especial, nadie hablaba.
Y Nano cambió, siempre volvía triste apenas hablaba y no quería ir… Encima, volvía a casa siempre con “pañal”, cuando nunca lo necesitó y nos contaba que lo había pedido, pero…
Entonces probamos a educarlo en casa, pusimos un ordenador, fue a clases a la ONCE, aumentamos el tipo de letra, pero nada… Y fue cuando llegamos a una conclusión que no era otra que hacerlo feliz. Hay mucha gente que no sabe leer ni escribir y es feliz. Lo pusimos en práctica. Comenzó a escuchar la radio y adquirió cultura, se puede decir que es una persona informada. Conoce por la voz a casi todos los políticos, disfruta del fútbol y todas las noches y mañanas, enciende su radio y mientras no lo levantamos, está escuchando la radio hasta que se cansa.
Creo que tengo en casa un ser humano, que es feliz, que tiene su criterio y ejercita su derecho a votar en las elecciones y tiene claro su voto. Que es feliz, cuando viene su hermano, cuñada y sobrinos y que cuando nos reunimos para tomar una decisión, quiere participar y expresa su opinión, que muchas veces es la más racional. Le encanta relacionarse, aunque cuando salimos y está entre gente que no conoce, pone barreras y luego nos explica el porqué lo hace al llegar a casa. Pero cuando coge confianza, es difícil frenarlo…
Pero claro, nosotros contábamos con una ventaja y esa tiene nombres y apellidos, aunque ya no está con nosotros y esa era su abuela, que ayudó a que nosotros pudiéramos llevar adelante nuestra utopía. Ella era la intendencia familiar, hacia la comida y siempre estuvo con todas nuestras decisiones, es mas tenía la última palabra.
En ese aspecto fuimos unos privilegiados, cuando trabajábamos los dos, él quedaba en casa con su abuela y el uno al otro se hacían compañía. Cuando a la abuela, comenzaron a pesarle los años, Rosa dejó de trabajar…
Y ahora con el paso de los años, es la única compañía que tenemos, su hermano tiene su familia y nosotros estamos puntualmente informados de todo lo que sucede en el mundo exterior. Si va a haber tormenta, si sube la bolsa, si se pelean los políticos etc. Estamos al día y en cuanto te ve un poco triste, no para hasta que le explicas lo que sucede.
También tiene sus inconvenientes, porque nunca quiere estar sólo y hay que ponerlo a hacer sus necesidades fisiológicas, bañarlo levantarlo, acostarlo. Pero ya estamos acostumbrados.

lunes, 15 de noviembre de 2010

L a fisioterapia y la parálisis cerebral infantil.



Hace unos días, me encontré de forma casual con uno de los mejores profesionales que he conocido. Una persona que ha dejado un recuerdo imborrable en mi familia, por su seriedad y buen hacer profesional. Era el fisioterapeuta que atendió a Nano, durante los difíciles años en los que te encuentras perdido y todavía no conoces cual va a ser el futuro de tu hijo. Trabajaba en el SEREM y ya hace muchos años que dejo de ejercer su especialidad.

Tras la conversación que tuvimos, delante de su esposa, creo conocer los motivos…

Ahora que han pasado los años y somos conscientes de la realidad, comprendo lo que él sentía. ¿Cómo les puedo decir a estos padres, de lo que se les viene encima? ¿Son conscientes los padres, que mi trabajo poco va a hacer? Estas fueron algunas de las preguntas que él se hacía, por lo visto en aquellos lejanos años.

Él durante la conversación que mantuvimos, dio a entender que los padres que ya padecimos el problema y nos encontramos con la realidad, podíamos ser los asesores de los que comienzan. Pero le desengañé…

Cuando te encuentras con un problema así, con un hijo que todavía no ha desarrollado los signos físicos, como la espasticidad, contracturas, etc., te niegas a aceptar lo sucedido y tratas de luchar contra lo que no consideras irreversible. Vas a una clínica o a Fátima, Lourdes o donde sea, si te ofrecen alguna posibilidad de mejoría de tu hijo.

Le puse el ejemplo del nieto de un viejo conocido, al que me encontré con su hijo, con un problema en el parto y que está pasando por lo mismo que nosotros hemos pasado. Me he visto totalmente reflejado…

¿Qué le vas a decir? ¿Qué una lesión cerebral, es irreversible? ¿Qué no luche o que no se gaste el dinero en clínicas, qué lo que le van a dar es ilusión y poco más? ¿Que el trabajo con un niño paralitico cerebral, es constante y prácticamente es de mantenimiento? Yo les podría contar que lo que pueden lograr con un trabajo constante y diario, se va a reducir a poco, a reducir la espasticidad…

Por lo que me dio a entender, se encontró frustrado en su antiguo trabajo y no precisamente por su labor profesional, sino por el poco apoyo, que encontraban los padres en su realidad. Porque es muy duro primero advertirles de su problema y luego informarles de como va a ser su futuro.
Precisamente, hablando de esto recordaba las palabras del pediatra, que era un señor mayor, que trato de advertirnos, pero como es de suponer, no quisimos reconocerlo.
Como homenaje a aquellos años, una canción de Serrat, que me trae recuerdos, cuando tras comprar el LP, lo puse al llegar a casa y coincidió que mis dos hijos estaban jugando con una pelota y cuando Serrat dice aquello de “Niño, deja ya de joder con la pelota… se quedaron cortados, pensando que alguien los había visto.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿Que será?



¿Qué será de mi vida, que será?

Para la entrada de hoy, estaba dudando en poner esta o la canción que dice: “Como han pasado los años”. Pero me he decidido por esta…

Le he estado robando tiempo al tiempo, rehuyendo esta pregunta y este avanza inexorablemente… Cuando fui padre y consciente del problema que me venía encima, recibí consejos. Algunos de ellos muy válidos, pero otros sólo fueron pura teoría.

Creo en el destino. Me han sucedido cosas que así lo determinan y he llegado a una conclusión, que no es otra, que el tiempo va poniendo a cada uno en su lugar y todos lo tenemos marcado desde el nacimiento.

Por mucho que lo evitemos, lo llevamos marcado no sé porque, pero parece como si algo estuviera jugando con tu vida a la oca. Caes en la calavera, vuelves atrás, avanzas y si caes en la oca, “de oca a oca y tiro porque me toca”, pero si tienes constancia, llegas al final…

¿Y ahora qué? Pues llegas a la que dicen es la tercera edad y es hora de repasar tu vida. Eso sí, guárdatelas para ti o compártelas con tus allegados, porque si no lo haces, incurres en lo que llaman vulgarmente “batallitas del abuelito”.

Guateques, hechos históricos, viajes, situaciones, etc. etc., lo que antes eran anécdotas, se convierten en “batallas” que a nadie interesa…

Pero lo que son las cosas, desde hace un año he descubierto un sitio, donde las puedo contar y me siento liberado. Es este blog, donde me desahogo, donde pongo lo que me sale y gracias a vosotros los que lo leéis.

A través de este medio, he conocido a gente muy especial y a ellos va dedicada esta entrada.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Vivir en el futuro.



Pues sí, yo desde el pasado viernes vivo en el futuro…

Recuerdo que en mi infancia, leía a Julio Verne y hubo dos libros suyos, que me transportaban a él. El viaje a la Luna, era uno de ellos y pensaba que lejos quedaba… Pero si lo pude vivir, además en directo, ya que fue televisado cuando Amstrong, puso los pies en la Luna.
Otro libro, era sobre el Nautilius y su viaje alrededor del mundo y también lo viví, aunque no en directo, cuando un submarino nuclear del mismo nombre, pasó por debajo del Polo Norte.

Mucha gente joven hoy en día, no para de pensar en su jubilación… Esos mismos sentimientos, los padecía yo, cuando era joven, pero ya estoy jubilado…

Otro de los temas, de cuando era joven, era motivo de estudio en mi labor profesional, que siempre fue orientado a las telecomunicaciones… Eran tiempos, donde las comunicaciones se hacían por cables submarinos que unían Europa y América. Pero el futuro ha llegado y se hace a través de satélites…

Nos pasamos la vida, pensando en el “futuro” y muchas veces nos olvidamos del presente y este pasa tan rápido, que en el mismo momento de pensarlo, lo convierte en pasado.

Existía el “Telón de acero” y el muro de Berlin que ya son historia…
Hemos padecido dictaduras en todo el mundo y ya son historia…
Hemos vivido aterrorizados con lo del holocausto nuclear y ya es historia…
Cuando yo era joven, los transportes se hacían en carros de caballos y ya son historia…
TDT, Teléfonos móviles, televisión en 3D,lavavajillas, neveras, etc. etc. Todo lo he visto, como ciencia ficción y ahora son realidad.

De todo lo que he comentado, lo que más pena me da es que la mayoría de los inventos del siglo XX, fueron creadas para satisfacer necesidades militares.

Y lo que más alegría me produce es que los inventos que fueron apareciendo en la última década del siglo pasado y principios de este, están siendo creadas para satisfacer necesidades civiles y existe una corriente, que poco a poco va ganando terreno, sobre la necesidad de salvaguardar este planeta.

Repito, poco a poco, quizás muy lentamente , pero que estoy seguro se irá implantando en este mundo que nos toca vivir.

Por cierto, el vídeo es del siglo pasado...