sábado, 30 de julio de 2011

Un homenaje merecido




Homenaje a Choncha Martinez y Julio Augusto
Palavea 31 de Julio del 2011
Actos
Misa en a las 11 de la mañana en la Capilla de San Eduardo
Actuación de Eidos, Queiroa de Uxes y ex alumnos de Palavea

DOÑA ANTONIA MARTÍNEZ SEIJAS “CHONCHA” (1921-2011)
Y
DON JULIO AUGUSTO IGLESIAS (1916-1993)

Allá por los años 40, se forma el Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina, siendo Choncha una de aquellas pioneras que reciben el encargo de llevar adelante tan ardua labor.

Desde sus inicios, asume el papel de dirigir el Grupo e investigar sobre el folklore. Empezando de cero, pues no existían apenas datos, exceptuando algunos archivos, recopiló todo lo que pudo sin ningún tipo de medio ni económico ni tecnológico.

Con la transición política y la desaparición de la Sección Femenina, Choncha se encargó de que, sin embargo, no desapareciera todo el duro trabajo conseguido, y logró que el Ministerio de Cultura se hiciese cargo del Grupo, continuando como directora. Tras un breve tiempo dependiendo de tal Ministerio, el Grupo se independiza y pasa a ser el Grupo de Bailes de la Asociación Provincial de Coros y Danzas “Eidos”.

Durante esta etapa realiza trabajos de campo para la recuperación de danzas y músicas tradicionales.

La relación de Choncha con Palavea nace en 1979, cuando la Asociación de Vecinos decide crear una escuela de música y baile regional, como actividad para los jóvenes del barrio, contando desde el primer momento con la colaboración del barrio.
A través del Mº de Cultura se contacta con Choncha que acepta con ilusión un nuevo reto.

Creado el grupo de baile, por el que pasaron más de 500 niñ@s y jóvenes, se forma en 1980 la escuela de gaitas, siendo su primer y único profesor, su esposo Julio Augusto, renunciando ambos a otros compromisos para centrarse en el barrio.
En este año debuta la Agrupación en el Festival organizado por el Excmo. Ayuntamiento de A Coruña en el Palacio de los Deportes.

Comenzó la Agrupación en ser asidua en actuaciones organizadas por el Ayuntamiento, como la feria del libro, la 1ª llegada del transatlántico Queen Elisabeth II, inauguraciones de plazas y calles de la ciudad, etc.

En 1983 representan, en Lugo, a la Agrupación, en la fundación de la Federación Galega de Grupos de Danza, siendo socios fundadores de la misma.

En 1985 se crea en Uxes (Arteixo) la Agrupación Queiroa, que reclama los servicios tanto de Choncha como de Julio como directores de la nueva agrupación.

En 1991, se independiza la escuela de la asociación de vecinos, naciendo así, la Agrupación folklórica Nosos Lares, continuando tanto Choncha como Julio como profesores y directores de la agrupación.

Su labor se basó, principalmente, en la recuperación de fiestas tradicionales totalmente olvidadas en la ciudad (o Magosto, desde 1992, os Maios, desde 1993, en la que se aprovechaba para rendir homenaje a personas que se distinguieron por su labor hacia el barrio, así como la recogida de danzas (coreografía y música de la pandeirada de Uxes, danza de Sta. Cruz de Lamas, Xinzo, muiñeira de Monterrey, danza de Darbo, entre otras. En la creación (en Uxes) de Intercambios folklóricos de grupos de baile con otras Comunidades Autonómicas. Crean, asimismo, el Encontro Follórico de Uxes, que este año cumple su 21ª edición.

La actividad de la Agrupación recayó de pleno en sus directores, actuando en todo tipo de actos a requerimiento del Excmo. Ayuntamiento de A Coruña, de la Diputación Provincial y otros organismos y asociaciones que requerían actuaciones folklóricas.
Recibe y acoge a Jean Roche, presidente y responsable del C.I.O.F.F. (Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales del Folklore y de las Artes Tradicionales).

Su labor no fue sólo docente, otro de los logros conseguidos, fue el inculcarnos a los más de 500 miembros que pasamos por la Agrupación la disciplina necesaria de un grupo, el esfuerzo, el trabajo en común, en definitiva, los valores necesarios del trabajo en equipo y la amistad que seguimos compartiendo los antiguos alumnos y miembros tanto de la Agrupación como de las otras agrupaciones con las que se compartieron actuaciones, especialmente con los componentes de Eidos y Quieroa, con los que tuvimos especial relación.

Sin duda, su labor principal, fue la defensa y promoción del folklore gallego, creando una sólida base que aún perdura actualmente.


JULIO AUGUSTO IGLESIAS (1916-1993)


Nace en 1916 en Xinzo de Limia. Teniente honorario del Ejército, es pionero de la introducción de la sección de gaitas en las bandas de música del Ejército.
En 1944, es destinado a Madrid para crear la sección de gaitas del Batallón del Ministerio del Ejército, donde estuvo destinado hasta 1953 cuando es destinado a Zamora y crea la sección de gaitas en el Regimiento de Infantería Toledo nº 35, hasta 1961 cuando desaparece la Banda de Música de Zamora, cuando es destinado a Navarra, a la Agrupación de Cazadores de Montaña nº 62.

Compaginando su actividad profesional de 1941 a 1944, es solicitado por el grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina, que tanto prestigio y galardones ha conseguido paseando el nombre de nuestra ciudad.

En 1974 retorna a La Coruña, donde se dedica a componer piezas inéditas e investigar, en compañía de su esposa, las raíces de danzas y músicas ancestrales, que fueron recuperadas por el grupo Eidos del Mº de Cultura de La Coruña. Buena muestra de ello, es la recuperación de, entre otras, la coreografía y música de la Pandeirada de Uxes, Danza de Sta. Cruz de Lamas, muiñeira de Monterrey y Danza de Darbo entre otras.

Durante los años 1976 y1977 da clases de gaita en la agrupación Xacarandaina y en 1979 es contactado por la Asociación de Vecinos “Os Nosos Lares” de Palavea.
En 1984 da clases de gaita, también, al grupo Queiroa de Uxes hasta 1993, fecha de su fallecimiento, formando alrededor de un centenar de alumnos que aprendieron a tocar la gaita, el tambor, la pandereta y el bombo, así como clases de solfeo.

Casí treinta años, impartiendo entre los jovenes de Palavea...

martes, 26 de julio de 2011

Ahora, me toca ser granjero

video

Tengo una nueva ocupación. Resulta que desde que mi suegro está en el CHUAC, me he visto obligado a atender el gallinero y no sé que voy a hacer…

Resulta que cada vez que lo visito, tengo que pasar el test correspondiente. ¿Cuántos huevos ponen? ¿Cuántas gallinas hay? Y resulta que cuando estaba el, ponían entre cinco o seis y mi máxima marca de momento son tres, porque no puedo decirle que lo normal es uno. Y con el número, es que no nos ponemos de acuerdo, el dice que dejó veinte y yo sólo cuento doce…

He ido a asesorarme y resulta que por lo visto, hay un ave rapaz, el gavilán, que dicen que se las lleva… Claro, el se pasaba el día con ellas y yo sólo voy de visita, pero me han dicho, que lo que puedo hacer es poner una malla??

Por cierto, cuando hagan un encargo, en el que tenga que ver algo la altura, traten de encargárselo a una persona que sea alta, porque los bajitos, lo hacen todo a su medida y así estoy yo que tengo que ir con casco al gallinero, porque no paro de darme golpes a causa de la altura del gallinero. Y eso que yo no paso del metro setenta.

Me he ido a asesorar y le he pegado un cambio radical al gallinero, le he puesto comederos, ya que las gallinas, pisaban la comida y la tenían esparcida y con el nuevo método, por lo menos no la pisan. Les he puesto ponedero y bebedero, pero no consigo, recuperar el nivel que dice mi suegro. Para mí, que hacía trampas y esas citas que tenía en Paiosaco, eran para comprar huevos y así enmascarar los que ponían los nuestros.
Pero ya me he decidido a espaciar las visitas al CHUAC, ya que cada vez que voy salgo con complejo. Lo último es que Rosa, le contó que yo había comenzado a recoger las cebollas y como no, que como no pregunto, que no se recogen hasta Agosto. El caso es que las cebollas, parecía que querían salir y sólo tirar del tallo, ya salían.

Y digo yo, que para que le vaya a contar ni responder las preguntas si haga lo que haga todo está mal…

Gracias a Internet, me estoy poniendo al día sobre esto de la granja y espero recuperar poco a poco el nivel de producción de las gallinas, etc.

Ahora me toca la recolección de los pimientos y ya he plantado zanahorias, que dicen que es lo único que se puede plantar a estas alturas.

Una nueva tarea, aprender a ser granjero…

sábado, 23 de julio de 2011

Hablemos de Sanidad




Llevo diez días acudiendo a diario al CHUAC y una cosa me ha quedado muy clara. Es la calidad humana de los equipos, con los que me he topado y esta, es extensible a todo el personal con el que hemos tenido contacto.

Primero en la UPI, Unidad de Preingreso y ahora en la Planta de Neumología donde la atención al paciente es constante y recordándole permanentemente al paciente, que no duden en llamar al timbre, para lo que precisen. Lo curioso, es que no puedo hablar de nadie en particular, sino que es extensible a todas las personas con las que hemos tenido relación y no sólo en mi caso, sino que es compartida con las personas con las que he hablado.

Llega a tal extremo la familiaridad, que he observado como bromean con el personal y después de estar con suero varios días y solicitar beber agua y las enfermeras, decirles que no pueden tomarla, el paciente solicitar entonces un vaso de vino, “xa que a agua non a podo tomar, tráiganme un vaso de viño”… Otro que no pueden comer más que purés, solicitar un bocadillo de jamón, siempre en un ambiente de respeto mutuo, que llama la atención.

Creo que la Sanidad pública, está tocando techo y lo digo por experiencia personal. Si tienes anemia severa y encima ochenta y dos años, no puede recibirte el especialista en hematología dentro de cuatro meses. Así claro, todos los procesos se agudizan y acaban dirigiéndose a Urgencias. Una de las cosas que estoy escuchando a menudo es que van al médico de cabecera y tras exponerles sus dolencias, este comienza a escribir y normalmente el paciente le pregunta: ¿No me va a mirar? Pero claro, con el poco tiempo que tienen para atenderlos, lo normal es que suceda esto. Para mí, esto se solucionaba con más médicos de familia y así podrían hacer labores de prevención y seguimiento, porque las Urgencias, se están llenando de enfermos crónicos, que no han sido diagnosticados correctamente en la primera fase de su enfermedad.

Y todo esto lo digo con un poco de conocimiento, ya que mi suegro que estaba siendo tratado de artrosis desde hace varios años, resulta que el dolor viene del pulmón, donde tiene una grave llamémosle infección. ¿Por qué? Tenía dolor, pero no donde siempre…


También quiero comentar el famoso “ahorro” de los medicamentos genéricos. Me llama la atención, que todo en lo que se basa esto es el económico y sobre todo la forma en que lo están ejecutando… No hay o no conozco etapas de transición. Si eso del principio activo lo determinan los médicos, o el farmacéutico, etc. Ahora salen los de la industria farmacéutica y también vuelven a poner por delante el tema económico, ya que se pueden perder puestos de trabajo…


Pero nadie habla de las repercusiones en la salud del ciudadano ???

miércoles, 20 de julio de 2011

Anécdotas de la infancia.



Allá por los sesenta, en la foto que acompaño que corresponde a l final de la Avenida de Fernández Latorre, fue durante las tardes, un terreno de juego ideal para los niños del entorno de Cuatro Caminos. No pasaban coches y para practicar el tiro a puerta, teníamos dos buenas porterías una de ellas era portalón del almacén de Rey, que era el último edifico de la izquierda y la otra, era el portalón del patio de la Iglesia de los Redentoristas que estaba situado, entre el célebre Bar Norte y la citada Iglesia. El Bar Norte, era famoso en la ciudad, por su especialidad en comida asturiana, la fabada y sobre todo la sidra que escanciaba el Sr. Pepe, con su maestría.

La portería del patio de los Redentoristas tenía un problema… Este no era otra que, muchas veces el disparo, sobrepasaba la altura de este y caía dentro. El que “embarcaba”, el balón era el encargado de irlo a buscar y normalmente tras unos minutos, aparecía con el balón, ya que los Redentoristas, nunca ponían problema en su devolución…

Pero aquella tarde, sucedió algo especial. Tras “embarcar” el balón, el balón venía de vuelta, pero el niño no volvía… No sabíamos el motivo, ni nos preguntábamos que pasaba, pero el caso era que nos empezamos una docena y al poco tiempo, quedábamos la mitad.

Aquella tarde parecía como si la puntería no estuviese atinada, ya que de cada tres tiros uno se iba al patio. Y claro, me tocó a mí y no iba a ser menos, balón al patio. Di la vuelta a la manzana y llamé al timbre… Allí estaban esperando dos sacerdotes, que en cuanto me vieron, exclamaron: “Este de Redentorista” y sin darme tiempo a reaccionar, me pusieron un hábito y me enseñaron a hacer una genuflexión, indicándome que lo tenía que hacer antes de entrar en el altar mayor .Cuando me estaban vistiendo, me dio tiempo a observar, la llamada al timbre y la aparición de Totó Cameselle, que en vez de aceptar lo que le decían, se puso a llorar y a rebelarse, consiguiendo escapar.

Al poco tiempo, me encontré con todos los compañeros sentados ante el atar vestidos cada uno con hábitos religiosos y rezando… Y como no, a Totó y los supervivientes asistiendo al acto religioso, donde nosotros éramos los protagonistas involuntarios…

Para mí que aquella tarde, los Redentoristas, se pusieron a la faena, unos rezando para que el balón traspasara el muro y los encargados de “reclutarnos”, para hacer las veces de curas, obispos, cardenales e incluso uno de Papa.

A partir de ese día, cambiamos de portería y volvimos a la del Almacén de Rey, que era más seguro y asegurábamos el partido, aunque los Redentoristas, a partir de entonces, ya nos abrían las puertas y nos dejaban acceder al patio y salir por la puerta exterior, cosa que nunca hacían.

En la foto, la Avenida de Fernández Latorre, donde se puede observar cómo era nuestro terreno de juego y donde por las noches, poníamos dos piedras en el medio de la calzada y sólo parábamos cuando pasaba un coche, con iluminación artificial y todo

jueves, 14 de julio de 2011

¿Ahora qué hago?





De estas lluvias, vinieron estos lodos..


Estuve luchando por mi calidad de vida, hasta que un día siguiendo los consejos de mi hijo, nos pusimos delante del camión y el tráfico cesó…

Pero, no sé si pensar, que ahora pagamos las consecuencias. Resulta que mi suegro, que tenía serios dolores producidos sobre todo por la columna vertebral, que la tiene hecha puré, llevaba quejándose varias semanas, por lo que habíamos acudido en varias ocasiones, a su médico de cabecera, quién le hizo el correspondiente volante, para efectuar análisis de sangre, detectándose en ellos una anemia severa. Pero el, seguía quejándose de un fuerte dolor en el pecho, por lo que tomamos la decisión de llevarlo a Urgencias…

Y aquí, aparece nuestra sorpresa, ya que queda ingresado por otra afección, que no se sospechaba. Padece un agudo proceso neumológico, por lo que está ingresado en Neumología del CHUAC.

Ahí comienzan nuestras dudas, ¿tendrá algo que ver, la polvareda levantada por el trasiego de camiones, con esta nueva dolencia? Mejor, no pensar…

Ahora sí, estamos en estado de guerra y como vuelvan a pasar camiones, se va a armar una gorda, porque es mucha coincidencia. Menos mal, que Nano, se pasaba todo el día en casa, mientras que mi suegro, se pasaba el día fuera, atendiendo al huerto.

Mientras tanto, esperando noticias de la evolución de mi suegro y nosotros que pensábamos pasar un verano tranquilo, ahora nos pasamos todo el día, de un lado para otro.

En fin, casualidades de la vida, pero la vida es así…

martes, 5 de julio de 2011

Luchando por la calidad de vida.



Nuestra casa e la actualidad




Nuestra casa hace quince años.


Allá por 1995, cuando aún estábamos con la hipoteca del piso, comenzamos a hilvanar un sueño. Este no era otro, que buscar una casa, que no tuviera escaleras y que nuestro hijo pudiera moverse en libertad…

Y la buscamos, todos los fines de semana montábamos en el coche y con nuestros hijos, dábamos vueltas y más vueltas, mirando letreros donde ponía: Se vende. Hasta que surgió la oportunidad, una casa, sin barreras, ni un solo escalón, con terreno… Estaba situada en Iñás, era asequible y trabajando yo y Rosa podíamos hacer frente a las dos hipotecas.

A la casa, le faltaban muchas cosas, pero nos armamos de paciencia y tras acondicionarla para poder habitarla en la primavera de 1996, nos mudamos allí. Era un sitio casi virgen, eso sí, la finca estaba cerrada, lo que para nosotros era un plus de seguridad y conscientes, de que había que mejorar muchas cosas comenzamos a residir allí. Primero el tejado, luego fueron las ventanas, luego acondicionar el porche, para los largos días de invierno. No teníamos alcantarillado, ni farolas en el exterior y poco a poco se fueron haciendo mejoras que culminaron tras jubilarme, acondicionando una habitación y cuarto de baño adaptado al ciento por ciento para nuestro hijo.

En la casa, tenemos una zona de jardín y otra de huerto, con gallinero incluido, que nos abastecen el autoconsumo.

Detrás de nuestra casa, existe una cantera, que nunca nos produjo problema alguno. En el pasado mes de Junio, comenzó un trasiego de camiones de 25 toneladas, que para dirigirse a la cantera, tomaban el camino lateral de mi vivienda. La zona de acceso es por una via publica que tiene limitado el peso en 5,5 toneladas, ya que por ella circula el agua y alcantarillado…

De vez en cuando, por ese camino circulaban, camiones, pero nunca llegaron a alterar la vida normal. Pero este mes, cada diez minutos desde las nueve de la mañana, hasta las siete de la tarde de forma continuada, comenzaron a circular, camiones y más camiones. Llamamos a la policía local y tomaron nota del asunto e incluso se desplazó alguno, para tomar nota de los destrozos que estaban produciendo. Pero el trasiego continuaba y decidimos pasar a la acción y nos plantamos en mitad del camino informando a un camionero, de nuestras intenciones…

En este momento dejaron de pasar, gracias a la iniciativa de mi hijo, que nos propuso, ponernos con él en si silla e impedirles el paso.

Esto me recordó, cuando allá a principios de los noventa, la prestación por hijo a cargo, afectado de minusvalía, afectaba en el IRPF familiar y así este incrementaba lo percibido y prácticamente la prestación iba para Hacienda. Al hacer la declaración, está no fue aceptada, por cuanto no contabilizaba esos ingresos y nos personamos en Hacienda, ya que allí fuimos citados. Mi hijo me acompañaba ya que la prestación la cobraba él en una cuenta que tuvimos que abrir a su nombre. Para acceder a la oficina tuvimos que franquear varias escaleras y una vez allí y visto que no íbamos a conseguir nada mi hijo, me dijo: “Papá, ya que nos van a cobrar igual, porque no les dices, que no nos movemos de aquí, mientras no pongan un acceso para minusválidos”.

Dicho y hecho, en Hacienda se montó una buena, con vigilantes de seguridad, ofreciéndose a ayudarnos a subir etc. etc. Al final, después de unas horas muy tensas, cedimos…

Entonces nos dirigimos al Defensor del Pueblo y conseguimos que la citada prestación quede exenta del IRPF.

Ahora, volvemos a estar inmersos en otra lucha, esta por nuestra calidad de vida, pero conscientes, que como lo de Hacienda, la razón está a nuestro favor, ya que si está señalizado a 5,5 Tm, ¿Cómo pueden pasar camiones de 25?

domingo, 3 de julio de 2011

La vida en la calle.



En una entrada anterior, exponía que prácticamente se vivía en la calle y es cierto, en esta entrada voy a exponer mi punto de vista al respecto.

Ya he contado, que hasta finales de los sesenta, no comenzaron a construirse edificios y estos, fueron poco a poco uniendo los barrios, que en aquellas épocas, en horas nocturnas y la poca iluminación y pese a la propaganda ,que hacen unos cuantos, sobre la falta de delincuencia u otros factores, el discurrir por ellos, cuando menos, causaba impresión.

A modo de ejemplo, la zona de La Gaiteira, llegaba hasta La Cubela, porque ir al cine Monelos, había que atravesar, una zona despoblada y con escasa iluminación por no decir ninguna, que obligaba a unirse varios vecinos, para hacerlo.

Pese a que la vida, comenzaba muy temprano, lo normal era acostarse todos los días después de las doce de la noche. Después de escuchar “Ustedes son formidables”, que dirigía Alberto Oliveras, que era un programa de radio, que copaba la audiencia nacional y ponía a prueba la solidaridad de los españoles… El diario hablado de Radio Nacional de España y que era la única información que recibían los españoles ya que a esa hora, todas las emisoras, conectaban de forma obligatoria, era a las diez de la noche. Bueno, si mal no recuerdo, había dos conexiones diarias, una las dos y media de la tarde y la nocturna. Claro que los españoles, teníamos nuestro momento de clandestinidad y por la noche, en algunos hogares, se oía Radio Pirenaica, que era escuchada, pegado el oído al aparato de radio. Para mí que era muy pequeño, era muy emocionante, sabias que estabas haciendo algo, que no estaba bien.

¿Pero, como se hacía tanta vida en la calle? En primer lugar, porque las viviendas, no tenían las comodidades de hoy en día. A ella se iba a desayunar, comer, cenar y dormir… El resto, se estaba en la calle. Para los niños, el día finalizaba, cuando la cena estaba en el plato y poco antes del diario hablado. Por todo el barrio, comenzaban a sonar el nombre de cada uno y pese a que lo estuvieras pasando bien, tenias que abandonar todo y procurabas no alejarte mucho, por las posibles represalias, del que muy pocos se libraban.

Muchos tenían aprendido la lección y antes de ir para casa, pasaban por el bar y así subían juntos a la cena los padres y los hijos. Los niños de la Gaiteira, teníamos bien definidos nuestros limites, por abajo el puente de la Gaiteira por un lado la Cubela por otro estaban las vías del tren y hacia los Castros la casa de González Chas, donde había una explanada en la que entrenaba el Galicia Gaiteira.
Las comodidades de las casas eran ínfimas, eran muy pocas las que tenían electrodomésticos ni nevera, ni calentadores de agua, mucho menos estufas y lo que casi todo el mundo tenía era un aparato de radio que algunos vecinos cuando jugaba el Madrid o el Barcelona la Copa de Europa, acercaban a la ventana , para que el barrio se inundaba con los goles de DiStefano, Puskas y Gento…

Los inviernos eran muy crudos y cuando llovía mucho, se formaban riadas que bajaban por toda la Gaiteira, desembocando en las vías del tren a la altura del Puente. Uno de los juegos que teníamos los niños, era poner las chapas en la vía del ferrocarril para que quedaran aplastadas tras el paso de los trenes. Esto tenía su aquel ya que apostábamos, quién iba a ir, ya que si te cazaban unos guardias jurados, que vestían de marrón y tenían escopetas con cartuchos de sal lo podías `pasar mal.

Por aquellos tiempos, en cada barrio, también existían personajes siniestros para los niños y uno era el practicante porque hubo una época, que nos daban hígado de bacalao y si no lo tomabas, te lo inyectaban y eran dolorosas. El otro el peluquero con su manía de dejarnos como pitos “pelados”.

Pero igual que para nosotros, eran poco reconocidos si gozaban de un gran prestigio entre nuestros mayores.

viernes, 1 de julio de 2011

Hoy 30 de Junio, finaliza otro de mis ciclos.



Hace cuatro años, remataba mi ciclo laboral después de cuarenta años trabajando ininterrumpidamente.

En otros aspectos de mi vida, como son los no profesionales, hace muchos años que tomé la decisión, de organizarme cíclicamente es decir, buscar unos objetivos, cumplirlos y luego retirarme de esa actividad, porque considero que pasada esa fecha, ya entras de lleno en la rutina.

Así voy rematando ciclos, pero sobre todo aprendiendo…

El que remata hoy, pasó un año de los tres que siempre me propongo y me ha servido para conocer las interioridades de un club como el Deportivo. Creo que me voy conociendo las virtudes y defectos del funcionamiento del futbol base del Club. Pero, eso queda para mí…

Han sido cuatro años intensos, uno como delegado del cadete de la División de Honor y tres en el equipo de la Liga Nacional Juvenil. Lo que si me llevo, es el gran comportamiento de los jugadores con los que he compartido muchos momentos y sobre todos sus ilusiones en llegar al futbol profesional…

Pero, la familia es lo primero y ahora toca acompañar a mis nietos, que para la próxima temporada, van a coincidir en muchos eventos deportivos y nos vamos a tener que alternar cuando eso suceda. Hadrián comienza a jugar en los prebenjamines de forma federada y Clara arranca su segundo año en alevines, donde analizando los registros del primer año, va a estar compitiendo por el pódium.

Para muchos causará sorpresa, estos de los ciclos y resaltará la fidelidad a unos colores, que en mi caso, producen rutina y comodidad. Así me quedo, con los buenos momentos vividos con los niños del Portazgo, Sporting Cambre , Deportivo Obrero, S.C.D. El Burgo, Ural, Deportivo Ciudad, Atlético San Pedro.

De todos ellos guardo un grato recuerdo que se ve fortalecido, cuando alguno de aquellos niños y hoy padres de familia, me paran para saludarme y acordarse de aquellos tiempos.

Todo esto sin olvidar mis dos ciclos como Presidente del Portazgo S.D. donde se consiguieron dos ascensos y una final de la Copa de A Coruña.

Ahora he comenzado otro ciclo en Radio Oleiros, donde Lunes y Viernes, conduzco el programa de Sintonía Deportiva, en el que precisamente hoy también comienzo unas vacaciones hasta Septiembre.